El soli-dario




Sálvate sólo—decía mi abuelita.
Sálvate sólo y pagué la universidad solo.
Sálvate sólo y conseguí una pega solo.
Sálvate sólo y pagué la casa solo.
Sálvate sólo y conseguí mujer e hijos solo.
Sálvate sólo y pagué un auto solo.
Sálvate sólo y conseguí mis sueños solo.
Y cuando me vienen a hablar de Soli-daridad.
Les digo:
Sálvense solos...
o0o

Comentarios

Carla dijo…
Creo que así es para la mayoría... nadie va a hacer las cosas por uno.
por lo que no se puede contar con que nos van a entender, ni se pondrán en mi lugar... (si así ocurre bienvenido!)
Solamente podremos realizar cambios con lo que cada uno quiera, decida y espere, aún a costo de las incomprensiones, dudas o mal parecer de quienes nos rodean y nos quieren.
Por eso, cuando se pregona "solidaridad",creo que en forma personal se debe escoger y actuar (si así nace)... más que intentar que otros lo hagan por uno.