No hay mensaje o no?


A veces no hay mensaje, pero la cesuda cabecera nos pone su burrística costumbre de descifrar símbolos en la amalgámica selva de sensaciones y terminamos encumbrando significados, aunque no queramos.

Comentarios