Traducción poema de Ken Saro Wiwa "The True Prison"



La verdadera prisión


No es la gotera del techo
ni el zumbido de los mosquitos
en la miasma apestosa de la celda
No es el sonido metálico
cuando el carcelero te encierra
Ni el rancho miserable
indigno para humanos o bestias
ni siquiera el vacío del día
derramándose en la nulidad de la noche
no es eso
no es eso
no es eso

Son las mentiras que te han inculcado
por una generación
Es el enajenamiento del paco/agente
ejecutando órdenes crueles y calamitosas
por una ración diaria
La jueza apuntando en las fojas
el castigo que ella sabe es inmerecido
El deterioro vocal
la ineptitud mental
la cena de los dictadores
La cobardía disfrazada de obediencia
agazapada en nuestras almas denigrantes
Es el miedo que humedece los pantalones
y ni siquiera nos atrevemos a limpiar el orín
eso es,
eso es,
estimado amigo, lo que vuelve nuestro mundo de libertad
en una sombría cárcel.


The True Prison
It is not the leaking roof
Nor the singing mosquitoes
In the damp, wretched cell
It is not the clank of the key
As the warder locks you in
It is not the measly rations
Unfit for man or beast
Nor yet the emptiness of day
Dipping into the blankness of night
It is not
It is not
It is not

It is the lies that you have been drummed
Into your ears for one generation
It is the security agent running amok
Executing callous calamitous orders
In exchange for a wretched meal a day
The magistrate writing into her book
Punishment she knows is undeserved
The oral decrepitude
Mental ineptitude
The meal of dictators
Cowardice masking as obedience
Lurking in our denigrating souls
It is fear damping trousers
We dare not wash of our urine
It is this
It is this
It is this
Dear friend, turns our free world
Into a dreary prison.

Aut: Ken Saro Wiwa
Src: theamericandissident.org

Comentarios

Anónimo dijo…
Les habla Rafael Lazarte Lino, activista contra la poluciòn ambiental, perseguido y actualmente en la clandestinidad, he sido amenazado de muerte en varias ocasiones,por escribir poemas que hablan del medio ambiente y del poeta Ken Saro Wiwa. Nunca dejarè de hacerlo, jamàs, pase lo que pase.