Nadie me quiere...

Longueira camina deprimido con un gusanito en su mano, quien resulta ser el artífice de la constitución de pinochet.

Publicado en facebook, también.

Comentarios