Edad de tribular

El viejito pascuero observa el magro cheque de su pensión administrada por el Fondo de Pensiones TKG y admite con pena que no podrá comprar ni siquiera calcetines para regalar esta Navidad y que deberá continuar boleteando para Cocacola.

Comentarios