La indigente

Lucía Hiriart de Pinocho está en la calle sosteniendo una calavera y pidiendo plata. En agradecimiento por las dádivas, dice «Que la constitución de mi marido se lo pague...»

Comentarios