Democracia hedionda a corrupción

Una urna de votación está defecando en el palacio de la Moneda. Una miasma corrupta se levanta en el aire y hace preguntarse qué diablos le han puesto a las papeletas.

Comentarios