Plata es libertad...

Un gordo millonario dice «Abridme las grandes alamedas» mientras se pavonea como pedro-por-su-casa lanzando billetes a las caras sorprendidas de los guardianes del sistema que lo observan como si se tratase de un hombre libre.

Comentarios